La novena fecha, última de la primera fase, de la Liga de Fútbol de Paraná Campaña estuvo envuelta en polémica –otra vez– el pasado fin de semana. En Seguí se jugó uno de los clásicos de la jornada, donde Seguí F.B.C. y Cañadita Central igualaron en 3, en un verdadero partidazo. El Cañetón ganaba 3 a 1 y el Aurinegro lo terminó empatando, en un encuentro donde el protagonista más allá de los 6 goles, fue Gabriel Ibarra. El árbitro fue muy criticado especialmente por la parcialidad visitante.

Luego de terminado el clásico, el goleador de Cañadita Joaquín Bottegal dialogó con 147 Sport y le apuntó al juez: “Es una lástima que se nos haya escapado así porque teníamos el partido controlado. Hicimos bien las cosas, pero contra los árbitros no se puede. Cobraron muchas infracciones que no eran y estas cosas ya cansan. De a poco nos fue metiendo en nuestro propio arco, pitando dos penales de faltas que también recibimos en el área de Seguí y no se cobraron”.

Bottegal luego afirmó: “Fue un resultado muy injusto, nos vamos muy decepcionados y con mucha bronca. Que ocurran estas situaciones le sacan prestigio a la liga. Más allá de los errores arbitrales, nosotros tuvimos ocasiones para liquidar antes el encuentro y no tuvimos finos en la definición. Ahora hay que seguir porque se vienen encuentros muy difíciles y tenemos que mantenernos en los primeros puestos”.