La posibilidad de ingresar a internet en la actualidad, hace como podamos conocer diferentes partes del mundo. En esta oportunidad, comenzamos a investigar sobre Logroño, ciudad de La Rioja, España. Una localidad de más de 150.000 habitantes, donde el fuerte económico son los viñedos y donde el café por la tarde, es algo habitual. Y ahí nos dimos cuenta que es obvio que un argentino que llega a sus calles, con mate en mano, se lleve todas las miradas y sea producto de su atención. Además, supimos que a pesar de tener una gran cantidad de habitantes, es una ciudad parecida a Crespo, en primer lugar, porque allí es muy poco habitual ver casas, es decir, son todos edificios, por eso la gran cantidad de habitantes, y en segunda instancia, porque muchos de ellos, son gente de campo, que se dedican a la producción, en este caso, de vino.

Siempre hay un crespense en alguna parte del mundo, y en esta oportunidad no es la excepción. Álvaro Holzheier, es otro de los representantes de la Capital Nacional de la Avicultura que se encuentra en el viejo continente, llegando detrás de una pelota cargada de sueños. Actualmente se encuentra vistiendo los colores del Calahorra, equipo que tiene dos equipos, uno que disputa la Segunda División B y otro que juega la Tercera División de España, este último es donde está el delantero surgido de la cantera de Unión de Crespo y que tuvo un paso por las categorías de AFA de Unión de Santa Fe.

De familia futbolera, trae el deporte en la sangra y esa pasión que lo llevó a abandonar su hogar para seguir en busca de nuevos objetivos. Su hermana, Agostina, sigue los mismos pasos. Hoy siendo la mejor jugadora de la Liga Paranaense y vistiendo los colores de la Selección Argentina Sub 17.

Actualmente la situación no es la habitual, España es uno de los países más afectados por la pandemia del Coronavirus, y tiene hace unas semanas a todos en cuarentena, a la espera de que esta situación pase, para volver a su vida habitual. “Estamos hace dos semanas encerrados, aburridos nomas. Vivo solo, y se hace difícil hacer que las horas pasen. Trato de hacer diferentes actividades, como por ejemplo ejercicios con unas pesas que tengo, más que nada para no perder el ritmo. Tengo trabajos que van mandando desde la facultad, así que me las rebusco para hacer algo” expresó Álvaro en dialogo con 147 Sport.

Luego, agregó: “Nosotros imaginábamos que en cualquier momento se iba a cortar todo, como ya se había hecho con la facultad, por ejemplo. Seguimos entrenando hasta que nos avisaron que no se podía ir más, fue sin previo aviso. En cuando a la competencia, estábamos transcurriendo la segunda rueda del torneo, quedaban diez fechas”. Para cerrar con este tema, el crespense contó: “Para lo único que estoy saliendo es para comprar algunas cosas que me hacen falta, y aprovecho esos pequeños momentos para tomar aire y despejarme, por lo menos, un ratito”.

¿Cómo fue tu adaptación?
Tuve una adaptación rápida, creo que, al ser argentino, uno le cae bien a la mayoría. En la parte futbolística al principio costó un poco, pero cuando fui tomando el ritmo de juego fue cambiando. Actualmente me siento muy bien y los chicos del equipo hacen lo posible para que así sea.

¿Te arrepentís de haberte ido de Crespo?
No me arrepiento, acá estoy aprendiendo mucho, además de que me gusto. Obviamente que a veces se extraña un poco, pero no queda otra que darle para delante. El secreto creo que está en enfocarse en lo que uno quiere y después las cosas, con esfuerzo, se van dando.

¿Cómo es un día cotidiano tuyo?
Por la mañana estudio, estoy cursando un grado de enología, carrera que trata de cómo dirigir el proceso de elaboración de vino. Y luego por la tarde entreno. Es más o menos mi rutina.

¿Por qué elegiste esa carrera?
La Rioja es una región muy importante del vino, debe ser una de las mayoras productoras del mundo. Fue una carrera que me interesó cuando vine, así que aproveché para hacerla. Este año, si va todo bien, ya termino con los estudios.

¿Qué se necesita para conseguir un buen vino?
Lo más importante es la uva, pero principalmente la tierra donde se inicia ese proceso, sino es buena, la cosecha va a fallar. En esta región, La Rioja cuenta con buena tierra, y ya desde el inicio del vino, el proceso es excelente.

¿Pensas seguir estudiando el año que viene?
Luego de terminar esta carrera, mi idea es seguir estudiando. Estoy buscando otra carrera para el año próximo, la idea es trata de combinar con la que estoy haciendo ahora, para poder seguir en este ámbito y poder fusionarlas en un futuro.

¿Cambió tu objetivo desde que llegaste a España?
Mi objetivo principal es el fútbol, vine para eso y lo sigo sosteniendo. El estudio obviamente que es importante, pero lo tengo como secundario. Si yo tendría que dejar el estudio por el fútbol, no lo dudo. Yo quiero seguir hasta donde pueda y llegar lo más lejos posible.

¿Con que fútbol te encontraste?
Me encontré con algo más técnico, sin tanto roce, y ahí se nota la diferencia, porque en lo personal, acá me destaco por el juego más fuerte, y te das cuenta en esos aspectos, que me sirvió venir desde Argentina, donde el fútbol es más fuerte y potencial.

¿Qué el equipo tenga un plantel en una categoría superior, es una oportunidad para vos?
Uno de los objetivos que me propuso cuando llegue al club fue ese, podes subir una categoría. Todavía estamos luchando para eso, para también saber si estoy al nivel o no de otra división.

¿Sos de hablar con Agos?
Hablamos seguido con mí hermana. Estoy muy contento por lo que está logrando, esperemos que pueda continuar por ese camino que ella misma está formando. A veces trato de darle algunos consejos, los que creo necesario. Ya se ha demostrado que, si ella quiere, puede, tiene todas las condiciones para hacerlo.

¿Cómo es el ciudadano de La Rioja?
Son gente muy trabajadora, en la parte que estoy yo, es mucha gente de campo con viñas, es muy parecido a Crespo. Me gusta esta zona y su humor particular, me siento muy cómodo.

¿Te miraron raro cuando te vieron con el mate?
Sí, les parece raro que uno vaya con el mate para todos lados, y algunos te dicen “uruguayo”, y enseguida tenes que salir a aclarar que sos argentino. Algunos se animan a probar, pero le cuesta lo amargo.

¿Sos de seguir el fútbol argentino y el local?
Sigo la campaña, estoy muy pendiente, me gusta ver los partidos e ir informándome lo que pasa, tanto en el fútbol argentino como en Paraná Campaña, tratando de estar al tanto con Unión.