Al igual que en la final de ida, donde Ariel Penel, juez de Super Liga Argentina, impartió justicia, para el segundo cotejo, donde Unión Agrarios de Cerrito será local de Arsenal de Viale, también habrá un árbitro de Primera División.

Ya conocido por la Liga Chacarera, el juez internacional, Fernando Echenique, se hará cargo del segundo encuentro, donde puede o no, que haya un campeón. El oriundo de La Plata (BS.AS), fue el árbitro en la segunda final de la temporada 2017, donde Unión Agrarios venció por la mínima diferencia a Independiente F.B.C. en Hernandarias, y se consagró campeón.

Llega con ruedo
En la última jornada Fernando fue el juez de Estudiantes ante River. Mientras que hoy, tendrá la responsabilidad de impartir justicia en el cotejo entre Atlético Tucuman ante Rosario Central.

Su carrera
Echenique inició en el arbitraje en el año 2001, comenzando a dirigir las categorías infantiles de la AFA. En 2004 estuvo en varias oportunidades como árbitro de reserva en los partidos de Primera División. Entres los años 2005 y 2006, osciló entre la Primera C y la quinta categoría del fútbol argentino, hasta llegar en los años siguientes a las divisiones superiores, debutando en Primera División en el año 2011.​

Debutó en la máxima categoría del fútbol argentino el 12 de junio de 2011, en un Boca Juniors vs. Banfield (1:1), aunque solamente arbitró el segundo tiempo, ya que ingresó en reemplazo del árbitro principal Alejandro Toia, que se lesionó. Dicho partido, fue en un marco especial, debido a que fue el último encuentro de Martín Palermo en La Bombonera.

Compartir
Artículo anteriorSon de selección
Artículo siguienteBrillaron en Neuquén